Sánchez Zinny visitó Casares para avanzar con Torchio en los desafíos 2018

El intendente Walter Torchio recibió la visita del responsable de la cartera bonaerense, con quien dialogó sobre los objetivos a cumplir durante este año, tendientes a mejorarla calidad educativa y reducir la deserción escolar.

14 de Enero

El ministro de Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny, visitó Carlos Casares para reunirse con el intendente Walter Torchio y avanzar en la nueva planificación educativa para el distrito, que tendrá como prioridad mejorar la calidad educativa, reducir la deserción escolar y mejorar la infraestructura de los establecimientos.

El Jefe Comunal se mostró muy satisfecho de recibir al Ministro y destacó el acercamiento y la posibilidad de poder compartir una visión importante de la educación, como tema central. "Es una persona muy abierta a escucharnos, nos juntamos hace 15 días de manera informal y me prometió venir a Casares; no estamos acostumbrados a que un ministro tengan esta impronta de informabilidad y prontitud a la respuesta", subrayó.

Por su parte, Sánchez Zinny señaló que "el intendente ha tomado como prioridad la educación, tiene claro cuales son la realidades y los desafíos". "La idea es dialogar sobre la formación profesional y empezar a recorrer algunas escuelas, comenzar el año planeando lo que podemos hacer y también en lo que respecta a infraestructura, conversar sobre la planificación de obras", detalló.

En tanto, el responsable de la cartera bonaerense, aseguró que el objetivo para este nuevo período, tanto en el distrito como a nivel provincial, "es mejorar la calidad educativa, incrementar el porcentaje de terminalidad y reducir la deserción escolar".

Durante lo que duró la visita, los funcionarios recorrieron entre otras instituciones, el nuevo edificio del Centro de Formación Profesional 401, que está construido por los propios egresados, donde 700 alumnos asisten a los cursos de gasista, repostería y modista, entre otros. También, se acercaron a la Escuela Especial 501 donde estudian 150 chicos, y a la Técnica 1 donde otros 600 alumnos estudian las orientaciones electromecánica e informática y fabrican y reparan sillas de ruedas, bastones, andadores y aparejos para donar a distintas instituciones. 

Por último, fuera de agenda, recorrieron el Hospital Municipal y sus instalaciones donde dialogaron con el personal a cargo de las diferentes áreas.