En un nuevo aniversario de la ciudad, Fernández apeló a reparar los daños con las comunidades originarias

"La historia es inmodificalble. Lo que hoy podemos hacer desde el gobierno es reparar y mitigar el daño. Si no está el otro no estamos todos y si no estuviéramos todos, Trenque Lauquen no sería lo que es", expresó el mandatario en el 143 aniversario de la ciudad.

14 de Abril

Como cada año muchísimos vecinos se congregaron el viernes por la tarde en la Plaza San Martín para celebrar el acto oficial por el 143° aniversario de la fundación de ciudad de Trenque Lauquen, que se desarrolló frente al Palacio Municipal y en el que, además de escucharse las palabras del intendente Miguel Fernández, de la referente de la comunidad mapuche Isabel Araujo, del lonko Lorenzo Pincén y del reconocido vecino Francisco Paco Aznarez, se proclamó a Cristina Goires como Fortinera Trenquelauquenche, fue colocada una ofrenda floral donde descansan los restos del fundador Gral. Conrado Villegas y de su esposa Carmen Granada, en el atrio de la parroquia Nuestra Sra. de los Dolores, y homenajeado el Cacique Pincén, en el Museo de la Comandancia.

Al dirigirse a los presentes, el intendente expresó: “Es un momento muy particular que nos obliga a pensar lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos ser. La historia es inmodificable. La historia habitualmente nos demuestra que no es justa y está viciada de ideologías y paradigmas personales. La historia se interpreta. Si bien no se la puede modificar, lo que podemos hacer es reparar los errores. En la humanidad hay miles de ejemplos donde las conquistas a través de la guerra han generado muerte y tragedia. Lo que hoy podemos hacer desde el gobierno es reparar y mitigar el daño”.

El Jefe comunal aseguró que en ese camino se está trabajando con convicción y que “Trenque Lauquen no se ha negado a la historia". Así mencionó pasos concretos para reparar el daño como la Ordenanza cediendo en comodato tierras a los fines de explotación productiva para la comunidad mapuche Cacique Pincén, y también, mediante el Presupuesto Participativo, el logro de la comunidad para que se apruebe su proyecto que era un centro intercultural, una “Ruka”, la casa del saber, para que el pueblo pueda transmitir su cultura a su descendencia y también engrandecer la cultura de nuestra ciudad.

"A pesar de que las guerras y las conquistas tienden y pretenden eliminar al otro, el otro siempre vuelve y está acá. Si no está el otro no estamos todos y si no estuviéramos todos, Trenque Lauquen no sería lo que hoy es. Somos esa fusión de culturas donde se puede mezclar el acero de las bayonetas y la tierra de los ancestros. Somos orgullosos, porque en nuestro pueblo hay lugar para todos y para todo. No puede faltar nadie”, subrayó.

En este marco, Fernández anunció que se realizará un Proyecto de Ordenanza para ceder una manzana de tierra en la Ampliación Urbana y construir casas con destino a la comunidad mapuche Cacique Pincén, que preserven las características de su cultura. “Estos gestos son tan necesarios para aliviar el dolor y que la celebración sea de todos, que nadie se sienta excluido. Al pueblo de Trenque Lauquen nos ha distinguido el carácter emprendedor, solidario y que siempre se levanta”, agregó.

Por último, el mandatario cerró diciendo que "hoy estamos acá porque hombres y mujeres concretos de Trenque Laquen sueñan con utopías concretas de un futuro que nos incluye a todos: a los originarios, a los nacidos y criados y los que han elegido Trenque Lauquen para vivir y desarrollar su familia". "Bienvenidos a todos, celebremos este Trenque Lauquen que incluye”, concluyó.