Torchio pide un referéndum sobre el aborto

"Como no tengo la certeza de que el año que viene se vuelva a tratar, lo lógico es incorporarlo en un referéndum y que la gente decida sobre este tema", afirmó a Cuarto Político el intendente de Carlos Casares.

9 de Agosto

Tras el rechazo del Senado al proyecto de legalización del aborto, el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, propuso hacer un referéndum en 2019, en simultáneo con las elecciones.

"El tema del aborto es un tema complicado, quedó demostrado que los legisladores tenían desconocimiento. Muchos adujeron que recibieron presiones para votar de una manera u otra, por eso lo mejor es llevarlo a un referéndum con las elecciones del 2019. Es importante que cada vecino, que puede elegir a su presidente, gobernador o intendente, pueda elegir si está a favor o encontra", expresó el jefe comunal a Cuarto Político.

Y agregó: "Me parece la forma más lógica en una situación dividida, y con legisladores que no estuvieron a la altura de las circunstancias". 

"Como no tengo la certeza de que el año que viene se vuelva a tratar, lo lógico es incorporarlo en un referéndum y que la gente decida sobre este tema", manifestó Torchio.

Cómo es el referéndum

La ley 25.432 señala que para que un proyecto llegue a ser sometido a la consulta popular vinculante “deberá tratarse en una sesión especial y ser aprobada con el voto de la mayoría absoluta de miembros presentes en cada una de las Cámaras”.

En caso de que el llamado a un referéndum sea aprobado en Diputados y en el Senado, el proyecto será sometido al voto del electorado, el cual tendrá carácter obligatorio.

En ese sentido, el mecanismo tendrá validez siempre y cuando participe al menos el 35 por ciento de las personas habilitadas para votar en el padrón electoral nacional.

Si el proyecto obtiene mayoría de votos afirmativos del electorado, automáticamente se convertirá en ley y deberá ser publicada en el Boletín Oficial de la República Argentina dentro de los diez días hábiles posteriores a la proclamación del resultado.

En caso de que el proyecto obtenga la mayoría de votos negativos en la consulta popular, la iniciativa quedará descartada y deberá esperar al menos dos años para volver a ser sometida al voto del electorado.