Vidal sobre paritarias: “Tenemos una manera de volvernos a sentar y redefinir el acuerdo salarial”

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires habló de la crisis cambiaria y el impacto en el bolsillo de la sociedad. A su vez, defendió la política económica que aplica el presidente Mauricio Macri.

18 de Mayo

La gobernadora María Eugenia Vidal se refirió a la situación económica que atraviesa el país en el marco de la crisis cambiaria y a las políticas que aplica el presidente, Mauricio Macri. Al margen de defender esa orientación, la mandataria también se refirió a la cuestión salarial y dejó la puerta abierta, al menos, para una cláusula de revisión.

Al respecto, señaló que “todas las paritarias que se acordaron, incluso las del gobierno de la Provincia, incluyeron cláusula de revisión. Así que no es un 15% cerrado, tenemos una manera de volvernos a sentar y poder redefinir el acuerdo salarial. Hay oportunidad de volver a dialogar y no creo que esté en el ánimo de nadie que la gente pierda”.

En declaraciones a TN, expresó que si bien bajar la inflación “no es algo fácil de hacer, es un proceso en el que estamos. Podemos tener pequeños avances y pequeños retrocesos, pero lo importante es la tendencia, y la tendencia es a la baja, más allá de la meta”.

En torno al porcentaje anual de la suba de precios, indicó que “es muy prematuro. Hay que esperar a que Banco Central evalúe los efectos de lo que pasó en las últimas semanas, pueda volver a definir escenarios de inflación y crecimiento para este año, y en base a eso, cada uno de los sectores nos volvamos a sentar para dialogar. Todavía hoy es difícil estimar cuál va a ser el impacto”.

“Sabíamos que estas dificultades podían aparecer con el camino de gradualismo que elegimos. Y aún con estas dificultades, sigue siendo el mejor camino posible”, añadió.

Asimismo consideró que “las alternativas siempre fueron hacer políticas kirchneristas, con un país que había dejado de generar trabajo y donde la inflación y la pobreza crecía, o hacer como muchos proponen un sinceramiento de golpe de la economía, el famoso shock de ajuste, que era 2000% de aumento de una sola vez en la luz, 1200% en el gas, restringir los programas sociales y las jubilaciones”.

Entonces aseguró que “si en diciembre de 2015 hacíamos este ajuste brutal esto terminaba en un 2001. Y si seguíamos con las políticas del kirchnerismo, íbamos caminos a la hiperinflación”.

Vidal admitió que "tal vez no fuimos lo suficientemente claros para transmitírselo a la sociedad, para que se diera cuenta que este camino, que si bien era difícil, era menos difícil que las otras alternativas. Tampoco apareció nadie en estos dos años o en los últimos días con una propuesta responsable para reducir este gasto. Más bien todo lo contrario. No hay ningún proyecto serio”.

En cuanto a la reducción del déficit fiscal, opinó que “esto es como un viaje a Mar del Plata: es tan rápido como sea posible para llegar y tan lento como sea necesario. El objetivo siempre es llegar antes, pero sin chocar ni demorar innecesariamente. Y eso en nuestro caso lo marca quien nos presta el dinero para hacerlo lento”.

“El mundo apostó mucho por nosotros y lo sigue haciendo, pero nos dice que tenemos que ir un poco más rápido. Para que el final del viaje sea bueno, tenemos que hacerlo todos juntos. No podemos estar algunos tratando de avanzar un poco más rápido y otros al costado buscando que choquemos”, concluyó.