Tellechea confirmó el cierre del peaje y defendió la medida "que provoca un déficit millonario"

El Intendente de Ameghino confirmó el cierre del peaje sobre la Ruta Nº 188, "que busca que todos dejen de pagarle a las empresas que no pueden mantener las rutas". Repudió la partidización del reclamo y se puso a disposición de los trabajadores.

11 de Abril

En medio de los reclamos por el cierre del peaje de la Ruta Nº 188, el intendente Calixto Tellechea confirmó que la medida no tiene vuelta atrás y que se justifica con la inviabilidad económica y el déficit mensual de más de dos millones de pesos destinados sólo al pago de sueldos, que inciden en las finanzas del Municipio.

El mandatario consideró injusto que se discuta "como si fuera un capricho del gobierno nacional" y que es imperioso, "sin despreciar las fuentes de trabajo, debatir con datos y sinceridad". "Todos sabemos que fue puesto por negociaciones políticas y este desmanejo llevó a acrecentar los empleados, sin tener en cuenta la viabilidad y el déficit de mas de 2 millones de pesos solo abocado al pago de sueldos, que hoy genera", explicó.

En este sentido, remarcó que lo que se busca es que todos dejen de pagarle a las empresas que no pueden mantener las rutas y que generan costos a los municipios, como es el caso de Ameghino. Además, aclaró que su defensa también se sostiene con la poca circulación del Corredor Vial 2, que es el menos transitado del país, y "porque muchos trabajadores del peaje saben, que ninguno sufrirá las situaciones extremas que algunos intentan plantear”.

Con respecto a la fuentes de trabajo, Tellechea señaló que, "luego de acudir a la Dirección Nacional de Vialidad para dialogar sobre un tema que nos preocupaba, como las indemnizaciones, volví con la tranquilidad de saber que cada trabajador va a cobrar su indemnización, las cuales ascienden a sumas importantes, y créanme que si entre todas las partes ponemos voluntad, podrán generarse nuevos empleos o sustentamientos económicos”.

De esta manera, se puso a disposición para acompañar de cerca a los trabajadores y ayudarlos a superar "esta difícil situación", y repudió las provocaciones, actitudes violentas y la partidización del reclamo, "como algunos intentan articular y manipular mediáticamente".