Torchio endurece su discurso contra el gobierno y se ilusiona con una diputación

Atrás quedaron aquellas fotos con altos funcionarios nacionales y las declaraciones complacientes; hoy el jefe comunal peronista aprovecha situación que puede para cargar las tintas contra Cambiemos en todas sus órbitas.

9 de Noviembre

Tras coquetear con Cambiemos, ahora el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, viró en su discurso y endureció sus declaraciones contra el gobierno nacional y provincial.

Atrás quedaron aquellas fotos con altos funcionarios nacionales y las declaraciones complacientes; hoy el jefe comunal peronista aprovecha situación que puede para cargar las tintas contra Cambiemos en todas sus órbitas.

Estas expresiones diarias lo llevaron este jueves a que su par de Chivilcoy, Guillermo Britos, le saliera a contestar por las redes sociales. Torchio se refirió a la compleja situación de Paquetá, que cerraría sus piertas en diciembre próximo dejando a 650 chivilcoyanos en la calle, de la que manifestó su preocupación por "esta situación que se esta extendiendo en el territorio y repitiendo con mayor asiduidad".

A raíz de su comentario, Britos lo cruzó por medio de las redes sociales y expresó: "Walter, vos como intendente sabés el limitado campo de acción que tenemos los intendentes, pero en este caso las instalaciones de la empresa son de todos los chivilcoyanos y le hemos garantizado a los trabajadores que no quedarán en la calle. Lo garantiza todo el arco político".

Días atrás se había quejado ante provincia por el "recorte" de las obras provinciales en el distrito y también por el aumento del combustible. 

Las ambiciones de Torchio se dan en sintonía con su activa participación dentro del PJ, donde se muestra cercano al titular del Partido Justicialista Bonaerense, Gustavo Menéndez, quien pisó el distrito en marzo de este año.

Ya lanzado, Torchio se entusiasma ahora con disputar un lugar en la nómina de candidatos a diputados provinciales de un peronismo más opositor que dialoguista. Sin embargo, pese a sus aspiraciones, en la región aún es mirado de recelo, y sus pares le desconfían. Recuerdan su juego personalista y el poco compromiso seccional que ha tenido, factor clave para lograr los consensos y ser bendecido en una lista provincial.