Diez sociedades rurales de la Cuarta rechazan aumento del 50% al Inmobiliario Rural

Las sociedades rurales del oeste de la provincia de Buenos Aires, todas ellas adheridas a CARBAP, manifestaron su rechazo al aumento "desmedido" del impuesto inmobiliario rural (50%) propuesta por la gobernadora María Eugenia Vidal.

10 de Noviembre

En sintonía con los pronunciado por distintas entidades, este jueves la Confederaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) emitió un comunicado en el que afirma que "las sociedades rurales del oeste de la provincia de Buenos Aires, todas ellas adheridas a CARBAP, manifiestan su rechazo al aumento desmedido del impuesto inmobiliario rural (50%) propuesta por la gobernadora María Eugenia Vidal, para el 2018".

Cabe destacar que las sociedades rurales que integran la zona oeste son la mayoría de la Cuarta Sección: Carlos Tejedor; 30 de Agosto; Carlos Casares; Daireaux; Gral . Pinto; Gral. Villegas; Guaminí Henderson; Lincoln; Pehuajo; Pellegrini; Rivadavia; Salliquelo; T. Lauquen; Tres Lomas; 9 de Julio.

"El ministro Lacunza, manifestó días atrás, que esto se debía a que hacía años que no se tocaba. Sin embargo, esa afirmación dista de la realidad. Dicho impuesto subió más de 300 % en los últimos 5 años, y este año se revaluaron más de 15.000 parcelas que tuvieron un incremento adicional de 40 al 120 %. Dicha medida no se alinea en nada a lo pregonado por el presidente de la Nación, Ingeniero Mauricio Macri, que sostiene todo el tiempo que la carga fiscal es asfixiante. Entendemos que también lo dice para la provincia de Buenos Aires. Estos aumentos, muy por encima de la inflación pasada y proyectada, no favorecen la inversión, ni la creación de puestos de trabajo", amplía el comunicado.

Y agrega: "Valoramos que los impuestos vuelvan en obras, las cuales vemos y aplaudimos que se estén ejecutando, pero no es excusa para este aumento. El sector paga muchísimos impuestos, tanto nacionales, como provinciales y municipales".

Por último, desde la entidad piden "celeridad en el tratamiento de las declaraciones de emergencia agropecuaria que están pendientes de resolución desde hace ya varios meses. Las precipitaciones de los últimos días agravaron la situación de muchas zonas afectadas por las inundaciones y las estimaciones de pérdida de siembra son alarmantes en una amplia zona bonaerense, afectando al oeste, casi en su totalidad".